Las principales características de los tornos para manicura y pedicura

Las principales características de los tornos para manicura y pedicura son:
• Potencia
• Velocidad de rotación
• Ncm de torque
• Peso del aparato y mango
• Cambio de marchas
• Sistema de refrigeración/ enfriamiento
• Diseño del torno
• Opciones adicionales

1. Potencia
De ella depende cuánto tiempo funcionará el equipo sin sobrecalentarse. Si lo que necesitamos es una máquina para uso personal, hasta 30-50W es suficiente. Un dispositivo de manicura y pedicura profesional debe tener una potencia de 50 vatios o más.
Por ejemplo, para retirar el acrílico lo más rápido posible usando una fresa de carburo de tungsteno y presionando lo suficientemente fuerte contra la uña, quitando el material con movimientos cortos y afilados: para este procedimiento, necesitamos una potencia de al menos 50W. Si la potencia es menor, tendremos que trabajar con una fresa fina suave, presionando ligeramente y haciendo movimientos suaves para que la pieza de mano no se sobrecargue ni se recaliente. El trabajo será mucho más lento y la carga en la pieza de mano seguirá siendo pesada, lo que acortará su vida útil.
Hay diferentes indicadores de potencia disponibles no solo para dispositivos, sino también para piezas de mano (también llamada pluma o micromotor).
• Si la potencia de la pieza de mano es mayor que la potencia del dispositivo, solo se puede obtener un valor menor en la salida.
• Si la potencia de la pieza de mano es menor que la potencia del dispositivo, no se recomienda trabajar a la velocidad máxima; esto sobrecarga la pieza de mano y puede quemarse.
Debemos de tener esto en cuenta si conectamos una pieza de mano que no viene con el torno.

2. Velocidad de rotación
Está determinada por el número de revoluciones que realiza la fresa en 1 minuto. Un aparato de manicura profesional debe tener una amplia gama de valores. Cuanto más ancha sea la gama, más procedimientos se pueden realizar; para este motivo, existe un regulador de velocidad de rotación. Es recomendable elegir una máquina de manicura con no menos de 30,000 rpm para profesionales; en cambio, para hacer manicura en casa con 15,000-20,000 rpm es suficiente.
Las diferentes tareas requieren diferentes velocidades de rotación pero ¡ojo!: más no siempre significa mejor. Por ejemplo, tratar la piel con fresas de corindón es mejor a 10.000 rpm; o al trabajar con acrílico, si ajustamos la velocidad a 50.000 rpm, será demasiado alta y la fresa no quitará el material, sino que lo fundirá.

3. Ncm de torque
Esta es la medida para evaluar cómo arranca la pieza de mano y cómo mantiene la velocidad mientras resiste la carga. Para trabajar con uñas naturales 1–1,5 N / cm será suficiente; con materiales artificiales a partir de 2 N / cm; para realizar trabajos de pedicura, el torque debe ser de al menos 2,8 N / cm.
La diferencia en las piezas de manos con diferentes Ncm de torque se pueden apreciar muy bien durante una pedicura. Al aplicar la fresa a las durezas, el maestro espera intuitivamente que debido al aumento de la resistencia, la velocidad de las revoluciones disminuirá. Esto será así si el torque es de 2,8 N / cm. Pero el micromotor con un torque de 3,5 N / cm se “ajustará” a la nueva carga y agregará potencia para mantener la velocidad establecida en este caso por ejemplo: Strong Como 3Ncm, Strong 209 3,5Ncm, Strong 207 4,5Ncm.

4. Peso del torno y de la pieza de mano
El dispositivo para realizar la manicura en el salón tiene un peso aproximado de 2 kg. Los modelos más pesados serán más resistentes a las vibraciones. Si planeamos trabajar a domicilio, entonces un menor peso será una gran ventaja.
El peso de la pieza de mano determina cuánto tiempo tardará la mano en cansarse durante el trabajo. Debemos tener en cuenta, además, que este indicador siempre se indica sin contar con el peso del cable, por ejemplo torno Strong Como tiene la pieza de mano más ligera que todos modelos de la línea Strong, 164gr.

5. Método de enfriamiento
Para asegurarnos de que el torno de manicura y pedicura no falle prematuramente debido al sobrecalentamiento frecuente, recomendamos comprar modelos con autoventilación y protección contra sobrecargas. Esto nos asegurará una temperatura de funcionamiento normal en todo el dispositivo que no sobrecalentará la uña.

0
X