Diferencia entre uñas de gel, uñas acrílicas y uñas de porcelana

De entre los distintos tipos de manicura, los más populares hoy en día son las uñas de gel, las uñas acrílicas y las uñas de porcelana. Hoy en SiberiaSalon vamos a explicaros las ventajas y desventajas de cada una de estas manicuras, para que podáis elegir según el momento la que mejor se adapte a vuestras necesidades.
 

Uñas de gel

 
Las uñas de gel dejan respirar mejor a la uña y suelen quedar mucho más naturales que las uñas acrílicas, así que son la alternativa ideal para aquellas que no tenéis una uña fuerte (o que os mordéis las uñas, ¡muy mal!).
Las uñas de gel se adaptan perfectamente a tu uña, y su aplicación es bastante cómoda y sencilla. Estéticamente sean más gruesas, y lo cierto es que lo son, lo que significa es que son mucho más resistentes que las uñas de porcelana.
Las uñas de gel no contienen ningún componente tóxico, son más finas y flexibles que las uñas acrílicas, y su aspecto en general es bastante real y natural. En su contra, retirar estas uñas es un proceso lento, complicado y bastante pesado.
 

Uñas acrílicas

 
Las uñas acrílicas están hechas, como es obvio, de acrílico (una combinación de un líquido especial y un polímero en polvo). Son muy resistentes, y duran en algunos casos hasta 6 meses.
Aunque el proceso de colocación de estas uñas es el más complejo de los tres, y el precio de esta manicura es superior, se realizan tomando moldes de nuestras propias uñas, lo que significa que aunque sean de plástico duro su apariencia es muy parecida a la uña de una persona. Lo ideal, no obstante, es que vengas a SiberiaSalon cada dos o tres semanas para que las rellenemos.
En su contra, su olor, que es bastante fuerte, y que para quitártelas deberás recurrir sin duda alguna a un profesional (si lo haces en casa podrías dañar tus uñas).
 

Uñas de porcelana

 
Las uñas de porcelana son las más populares desde hace décadas, lo que significa que aunque hace algunos años fueran tendencia, hoy sus beneficios han quedado algo eclipsados debido a que las uñas de gel y las uñas acrílicas requieren menos mantenimiento y duran menos que las otras dos alternativas.
No obstante, son muy fuertes y resistentes y retirarlas no exige un procedimiento tan laborioso como en las uñas acrílicas o las de gel, porque hay un líquido especial que las disuelve con bastante rapidez.
¿Sigues indecisa? ¡Ven a SiberiaSalon y aclararemos tus dudas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *